El cuidado de enfermería con enfoque en la comunidad

ARTÍCULO DE REVISIÓN

 

El cuidado de enfermería con enfoque en la comunidad

 

Nursing care with a community approach

 

 

Caridad Dandicourt Thomas

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Introducción: En el cuidado con enfoque comunitario se debe asumir a la comunidad como protagonista e implicarla en el proceso del cuidado de la salud de sus miembros.
Objetivo: Describir las oportunidades que brinda el cuidado enfermero en la comunidad y su influencia en la mejora en la salud de la población.
Métodos: Mediante la técnica de revisión bibliográfica, se realizó un exhaustivo análisis de la muestra seleccionada que abordan en su totalidad la concepción preventiva del cuidado enfermero en la comunidad y al grupo familiar, desde una visión integradora.
Conclusiones: Los cuidados enfermeros en la comunidad brindan la oportunidad de desarrollar acciones de salud de amplio alcance que permiten llegar a un mayor número de población en un menor tiempo posible.

Palabras clave: Cuidado enfermero; cuidado enfermero en la comunidad; enfoque preventivo.


ABSTRACT

Introduction: In the care with a community approach, the community should be assumed as the protagonist and be involved in the process of health care for its members.
Objective: To describe the opportunities offered by nursing care in the community and its influence on improving the health of the population.
Methods: Through the bibliographic review technique, an exhaustive analysis of the selected sample was carried out, which fully addresses the preventive conception of nursing care in the community and the family group, from an integrating perspective.
Conclusions: Nursing care in the community provides the opportunity to develop broad-ranging health actions that allow reaching a greater number of people in the shortest possible time.

Keywords: nursing care; community nursing care; preventive approach.


 

 

INTRODUCCIÓN

El rápido avance tecnológico y los constantes cambios sociales a que nos expone la era de la globalización, traen consigo transformaciones en los ámbitos político, económico y social e imponen nuevos retos a la profesión de enfermería, llevándola a transformar el enfoque en el cuidado, pasando de un sistema de cuidados orientado principalmente a la enfermedad, hacia otro que resalta la prevención y acerca los servicios de salud hacia la comunidad.

El cuidado enfermero en la Atención Primaria de Salud (APS) está dirigido a la consecución de la promoción de la salud, la prevención, recuperación y rehabilitación de las enfermedades, y sitúa los servicios al alcance de persona, familia y comunidad.

Lo preventivo está orientado a modificar o establecer nuevos patrones sociales, económicos y culturales que contribuyan a disminuir la presencia de enfermedades y mejoren la calidad de vida de las personas. Por tanto, brindar un cuidado basado en lo preventivo conlleva a establecer acciones individuales y colectivas, que consideren actividades, intervenciones y procedimientos de detección temprana y protección específica.

Los cambios sociales que se están produciendo junto a las necesidades de cuidados a la salud demandados en la actualidad son cada vez más complejos y están condicionando de manera directa la calidad de vida de personas, familias y la propia comunidad, por lo que se requiere de una visión holística de los cuidados enfermeros, que integren la prevención, la información y la educación a la población.

La comunidad es entendida como un grupo humano que habita en un territorio determinado, con relaciones interpersonales, historia, formas de expresiones y tradiciones y sobre todo con intereses comunes, es por ello que el trabajo comunitario no es solo trabajo para la comunidad, ni en la comunidad, ni siquiera con la comunidad; es un proceso de transformación desde la comunidad: soñado, planificado, conducido, ejecutado y evaluado por la propia comunidad".1

El estado de salud, la morbilidad y las expectativas que en materia de salud tenga la población son los principales factores que determinan las necesidades de salud de la comunidad, pero además se ve influenciada por el medio social, económico, cultural y el comportamiento y criterio de los grupos que la integran. Es decir, la salud de la misma está en relación con la salud de sus miembros, con los problemas que la afectan y con la asistencia sanitaria de que esta disponga.

La expresión cuidados de atención primaria surge en los años 70 a partir de diversas actuaciones en países como Nigeria, Cuba Tanzania, China y otros, que condujeron a declarar que era realmente un problema para la población, en una situación concreta determinada, buscando la solución de conjunto con ellos, a partir de la propia percepción del problema.2

Partiendo de estas experiencias la organización Mundial de la Salud (OMS), en 1974 organiza el primer seminario internacional (Community Nursing), para iniciar una renovación en las perspectivas de los problemas de salud y se llega a esbozar un enfoque comunitario de los cuidados de enfermería, siendo la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, los pilares del cuidado.2

En el cuidado con enfoque comunitario, se debe asumir a la comunidad como protagonista e implicarla en el proceso del cuidado de la salud de sus miembros. Partiendo de los propios recursos con los que cuenta, se compromete a la misma a formar parte en la toma de decisiones sobre los problemas que la afectan.

A decir de Silvia Martínez Calvo, la comunidad debe considerarse como un espacio social en el cual se incorporará el concepto de satisfacción de sus necesidades, y de poder interno de ese grupo para tomar decisiones en la solución de sus problemas.3

Todo lo expuesto motivó a realizar este trabajo, cuyo objetivo es describir las oportunidades que brinda el cuidado enfermero en la comunidad y su influencia en la mejora en la salud de la población.

 

MÉTODOS

Durante el desarrollo del trabajo se realizó una búsqueda electrónica actualizada, en fuentes bibliográficas sobre temas relacionados con el cuidado de enfermería, se consultó la base de datos Medline. Se utilizaron como palabras clave: cuidado enfermero en la comunidad y enfoque preventivo. Se acotó el período de tiempo marzo a junio del 2015, obteniéndose un total 106 registros, a los que se les aplicó como criterio de selección, artículos completos que se refirieran al cuidado enfermero en la comunidad y su enfoque preventivo, encontrándose 50 bibliografías que correspondieron al mismo, se excluyeron 15 artículos que no permitieron llegar a conclusiones generales por su calidad metodológica, quedando seleccionados 35 artículos con la calidad científica requerida.

Se utilizaron los métodos de análisis, síntesis y sistematización, que posibilitaron la interpretación de la bibliografía encontrada y la organización del conocimiento. Mediante la técnica de revisión bibliográfica, se realizó un exhaustivo análisis de los artículos seleccionados que abordan en su totalidad la concepción preventiva del cuidado de enfermería a la comunidad y al grupo familiar, desde una visión integradora.

 

DESARROLLO

Desde tiempos remotos, los hombres se preocuparon de garantizar la continuidad de la vida y perpetuar la especie, organizando las tareas que aseguraran la cobertura de necesidades vitales como: alimentación, movimiento, protección de intemperies, defensa del territorio y las enfermedades.4

Siendo la alimentación, una necesidad básica que implica suplencia y ayuda (por parte de la madre o sustituta) en los primeros estadios evolutivos del hombre es considerada como la práctica de cuidados más antigua.4

Su origen está ligado a la necesidad de supervivencia en la que se desarrollaban los primeros hombres, a las intervenciones maternales, que tenían por objeto hacer retroceder la muerte y asegurar la continuidad de la existencia.

A medida que las sociedades se estructuran y organizan, las acciones personales, como el cuidado a la salud, son compartidas con el resto de los miembros de la colectividad y se van convirtiendo en procesos sociales que, con el fin de garantizarlos, cuando la persona no puede hacerlo por sí misma, requiere una especialización y son necesarios conocimientos o tecnologías especiales, adquiriendo así significado los cuidados enfermeros.

Como actividad humana, cuidar es un acto que significa una variedad infinita de actividades dirigidas a mantener la vida, es un acto individual dado a uno mismo y para uno mismo, en cuanto la persona adquiere la autonomía y conocimientos necesarios para ello.

El cuidar está íntimamente relacionado con las experiencias previas y con la cultura en que se nace y se vive, que se sitúa en medio de la interacción de creencias, valores y actitudes heredadas de un pasado, de una historia y se hace posible cuando confluyen y se encuentran las personas que participan en la relación.

Es, además, un acto social, de reciprocidad que no solo supone cuidar a toda persona que, temporal o definitivamente, tiene necesidad de ayuda para asumir sus cuidados vitales, sino además acompañar, cuidar seres humanos en todo su contexto, se define como un un proceso cuyo objetivo va más allá de la enfermedad.

Como teoría filosófica, el cuidado considera a la persona como "un ser en el mundo". Tiene en cuenta: el alma, el cuerpo y el espíritu. La enfermera debe tener en cuenta la relación entre estas tres dimensiones y mostrar interés en la naturaleza de los seres humanos y en la ciencia del ser.5

Desde el enfoque psicosocial el cuidado debe centrarse en ayudar a personas, familia y comunidad a enfrentar los cambios que se suscitan durante su desarrollo y reforzar sus propias capacidades, utilizando sus experiencias como elementos de crecimiento.5

El cuidado es el objeto del conocimiento enfermero y el elemento que lo distingue del resto de las profesiones del área de la salud, hace referencia a la ayuda, apoyo o conductas de estímulo que facilitan o mejoran la situación de salud de una persona. Es fundamental para la supervivencia, el desarrollo y la capacidad de enfrentarse a los sucesos de la vida.

Los mismos no son empíricos ni producto de una necesidad ocasional, sino que se fundamentan en un conocimiento teórico que facilita la interpretación y el análisis del proceso relacionados con la salud y la enfermedad, basado en una deducción lógica y explicación científica que se centra más en el fenómeno que en los detalles que lo originan, lo que permite una mayor calidad, desarrollo, avance de la profesión y de la disciplina.

Para enfermería, el cuidado es un concepto clave, se considera como la esencia de la disciplina que implica no solamente al receptor, sino también a la enfermera como transmisora de él. Es un servicio de salud especializado y se distingue de otros servicios humanos por su atención en dar respuesta a la necesidad de cuidados que generan los problemas de salud.

En la comunidad, la complejidad de la naturaleza del cuidado requiere de la integración de otras disciplinas (epidemiología, antropología, sociología), que ayuden a comprender como promover salud y contribuir a mejorar la calidad de vida de sus miembros. El enfoque comunitario está orientado a disminuir las distancias entre los profesionales de salud y la comunidad, utilizando todo el potencial disponible en la misma.

Desde 1861, la fundadora de la enfermería moderna, Nigthingale, acercó su pensamiento a posiciones sanitaristas. A partir de esta época enuncia una nueva expresión, health nursing (enfermería para la salud), y la usa como concepto diferenciador de la Enfermería hospitalaria.6

Expresa en sus ideas que "la incidencia de enfermedades prevenibles debe considerarse como un crimen social" y aconsejaba que "no penséis que hacéis algo útil como enfermeras hasta que, saliendo del hospital, vayáis al domicilio de los enfermos". Puede observarse en sus escritos la toma de conciencia de los problemas sociales y la necesidad e importancia de una orientación preventiva en el cuidado de la salud.6

La expresión cuidados de atención primaria surge en los años 70 a partir de diversas actuaciones en países como Nigeria, Cuba, Tanzania, China y otros que condujeron a declarar que era realmente un problema para la población, en una situación concreta determinada, buscando la solución de conjunto con ellos a partir de la propia percepción del problema.2

Partiendo de estas experiencias, la organización Mundial de la Salud (OMS) organiza el primer seminario internacional (Community Nursing) en 1974, para iniciar una renovación en las perspectivas de los problemas de salud, y se llega a esbozar un enfoque comunitario de los cuidados de enfermería, siendo la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, los pilares del cuidado.2

En el cuidado con enfoque comunitario, se debe asumir a la comunidad como protagonista e implicarla en el proceso del cuidado de la salud de sus miembros. Partiendo de los propios recursos con los que cuenta, se compromete a la misma a formar parte en la toma de decisiones sobre los problemas que la afectan.

El cuidado enfermero con enfoque comunitario es un modelo de atención que responde a las necesidades de comprender e integrar el cuidado de la salud de las personas, familia y la propia comunidad, dentro del contexto de las relaciones en que viven.

Este nuevo paradigma de cuidado centrado en la capacidad de la comunidad para resolver sus problemas de salud, trajo una nueva concepción al cuidado enfermero, orientándolo no solo a la solución de problemas de salud, sino además a lograr una negociación con quienes deben ser cuidados.

La prestación de cuidados de enfermería en la comunidad debe considerar a la persona, familia y comunidad como sujetos dentro de un entorno físico y ecológico que le favorecen o limitan su salud, por lo que las acciones se organizan en función al desarrollo de estilos de vida saludables en las personas, a fin de prevenir factores de riesgo que pongan en peligro la salud individual y colectiva.

Se deben considerar los valores, creencias y prácticas de las personas que tienen bajo su cuidado, así como manifestar el respeto por la diferencia, lo que implica comprender que el cuidado es inseparable y propio del hombre mismo, no podría concebirse la vida misma si no existiera; sin él, la persona pierde su estructura, pierde sentido y muere, este hecho marca la existencia humana y muestra el verdadero origen del cuidar.

A partir de las relaciones que establecen entre sí los pobladores de la comunidad al realizar sus actividades cotidianas van adquiriendo conocimientos y conductas que imitan y terminan incorporando en su vida diaria, por lo que el profesional de enfermería debe reforzar las conductas positivas y modificar las negativas a través de la promoción de conductas protectoras de la salud.8

Los grupos y las personas reconocen y aumentan su confianza en sí mismos cuando comprenden que tienen la capacidad creativa y analítica para identificar y resolver sus propios problemas. Cuando las personas se unen en grupos se hacen más fuertes y desarrollan la capacidad de actuar en conjunto.8 La comunidad y sus grupos son el centro del desarrollo comunitario y deben participar de forma consciente y efectiva en el diseño, análisis, planificación y evaluación de la puesta en marcha de los programas, acciones y actividades relativas a la salud comunitaria, además debe identificar los recursos con que cuenta, lo que favorece la autorresponsabilidad de la misma en la producción de salud.

Para brindar cuidados en la comunidad hay que tener una visión global del entorno y su repercusión en la salud de las personas, desde esta perspectiva no se puede cuidar sin la participación directa y activa de las personas en la valoración de la situación, la definición y priorización de los problemas de salud y la toma de decisiones.

Deberá el cuidado a la comunidad estar fundamentado en las necesidades y prioridades en salud y debe ir orientado a las personas, familia, comunidad y al ambiente, tomando en cuenta las particularidades de cada grupo poblacional, el perfil epidemiológico, el riesgo, la disponibilidad de recursos, así como las características étnicas, culturales, lo que implica aprender sus formas de vida, costumbres, contextos, leyes, creencias, prácticas, valores, lenguaje y otras, que otorgan un carácter particular al cuidado que se brinda.

Otro aspecto distintivo del cuidado de enfermería en la comunidad, es el ámbito de actuación (en el hogar, la escuela, centro laboral, la propia comunidad), que hacen al personal de enfermería, enfrentar situaciones complejas, para lo que requiere un profundo conocimiento científico, humanista con una orientación social que sustenten su práctica, donde involucre a toda la comunidad de una forma activa, en la modificación de los problemas que la afectan.

De manera que los miembros de la comunidad estarán cuidados en los centros escolares, laborales, donde reside, brindando la oportunidad de desarrollar acciones de salud de amplio alcance y de esta manera llegar a poblaciones específicas.

En el cuidado domiciliario se trata de satisfacer las necesidades de salud de la familia en su conjunto y de cada uno de sus miembros en particular. El domicilio facilita el cumplimiento de funciones especificas para la persona y o la familia, provee seguridad, protección, abrigo y contribuye al bienestar de cada uno de sus integrantes.9 En esta modalidad el cuidado la integración de la familia es fundamental en el plan, centrado en enseñar prácticas de vida saludables.

En los centros escolares el cuidado va orientado a la prevención, la detección precoz de los riesgos, la intervención oportuna de factores que afectan de manera negativa la calidad de vida de todos los miembros de la comunidad educativa. La pesquisa activa, el monitoreo, la exigencia sanitaria y la búsqueda de soluciones oportunas, que protejan a los educandos, es un elemento clave en el cuidado a la salud de los mismos.

Además de las actividades antes mencionadas, el profesional de enfermería en la comunidad desarrolla los procesos de formación del recurso humano y realiza investigaciones científicas que dan respuesta a los principales problemas que afecten la salud de la comunidad, para alcanzar promover una mejor salud, tanto del colectivo como de los miembros que la conforman.

El personal de enfermería en la comunidad labora con una perspectiva sistémica, en la que integran lo conceptual y lo práctico en la atención que brindan a nivel individual y colectivo, en este sentido, sus funciones propias están dirigidas a la consecución de la promoción de la salud, la prevención, recuperación y rehabilitación de las enfermedades, de forma tal que sitúe los servicios al alcance de personas, familia y comunidad, para satisfacer las demandas de salud a lo largo del ciclo vital.10

 

CONCLUSIONES

A partir de la comprensión del cuidado enfermero como actividad humana que va más allá de la enfermedad, se abordó la concepción del cuidado en la comunidad, desde una visión integradora de los procesos biológicos, sociales, psicológicos y ambientales que lo condicionan y favorecen, se tuvo como elemento distintivo para el cuidado hacia un enfoque preventivo. Se valora el cuidado en la comunidad como una oportunidad de desarrollar acciones de salud de amplio alcance que permiten llegar a un mayor número de población en un menor tiempo posible.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Pasarín MI, Canela Solerc J, Sala Alvarezay C, Escosa Fargaa. Salud comunitaria: una actuación necesaria. Gaceta Sanitaria. 2013;24(4)23-27.

2. Franco Muñoz Nora Eugenia. Reflexiones sobre el cuidado de sí como categoría de análisis en salud. Salud colectiva. 2009;5(3):391-401.

3. Starfield Bárbara. Atención primaria: Una importante colaboradora en la eficacia, la equidad y la eficiencia de los servicios de salud. Informe SESPAS 2012. Gaceta sanitaria. 2012;26:20-6.

4. Díaz Cárdenas Shyrley, Tirado Amador Lesbia Rosa, Vidal Madera Anaya Meisser. Odontología con enfoque en salud familiar. Revista Cubana Salud Pública. 2014;40(3):12.

5. Vásquez Triossi Martha Lucía. Desarrollo conceptual en enfermería: evolución, tendencias y desafíos. Av. Enferm. 2006;24(1):73-80.

6. Rodríguez Jiménez S, Pacheco Arce AL, Ramírez Pérez M. Una mirada fenomenológica del cuidado de enfermería. Ciudad México: Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia, Universidad Nacional Autónoma de México; 2014.

7. Velázquez Aznar Anahy, Dandicourt Thomas Caridad. Florence Nightingale. La dama de la lámpara (1820-1910). Revista Cubana de Enfermería. 2010;26(4):166-9.

8. Bustamante Edilson. La promoción de la salud desde la comunicación interna. Revista de comunicación y salud. 2012;2(2):79-90. 9. Beltrán Salazar Óscar. Atención al detalle, un requisito para el cuidado humanizado. Index Enferm. 2015;24(1):2.

10. Bueno Robles, Luz Stella. Aspectos ontológicos y epistemológicos de las visiones de enfermería inmersas en el quehacer profesional. Ciencia y enfermería. 2011;17(1):37-43.

 

 

Recibido: 2017-03-06.
Aprobado: 2017-04-25.

 

 

Caridad Dandicourt Thomas . Facultad de Ciencias Médicas "Manuel Fajardo". La Habana, Cuba. Dirección electrónica: caridad.dandicourt@infomed.sld.cu

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.